Incorrección política

23

El otro día, tal vez la caprichosa casualidad o la incontestable causalidad me llevaron a recordar aquel majestuoso salto, mejor dicho, aquel incalculable vuelo, de un esplendoroso Michael Jordan que…

Continue Reading
Close Menu